Por Denny Olivo

SAMANÁ, RD. Un hecho lamentable enluta a una comunidad y los familiares de un pequeño que murió ahogado en una cisterna ubicada en una vivienda del distrito municipal de Arroyo Barril de esta provincia.

El cuerpo del pequeño de un año y nueve meses, fue encontrado dentro de la cisterna llena de agua, la cual se encontraba abierta al momento del penoso hallazgo.

Según el comunicador Federico Roustand, la muerte del infante ha causado indignación tras enterarse la comunidad de que supuestamente los padres no se encontraban en el lugar al momento del hallazgo.

Al lugar se presentaron las autoridades judiciales y policiales quienes realizaron el levantar del cadáver.

Se ha iniciado una investigación para descartar cualquier actuación de manos criminales en este caso que acabó con la vida del menor.

¡Comparte en tus redes sociales!

Deja un comentario