Una bala perdida cae sobre la residencia de una señora en Payita.

Una bala perdida cae sobre la residencia de una señora en Payita.
Comparte


NAGUA, RD. Las balas perdidas representan en la celebración de año nuevo un peligro para todos, puesto que muchas personas se disponen a realizar disparos al aire que más que festejo llevan luto a familias dominicanas. 

En el distrito municipal Arroyo Salado Payita, perteneciente a la provincia María Trinidad Sánchez, una bala perdida cayó en la sala de la residencia de la señora Romita Linares, madre de nuestro gran amigo Welintong Linares, el cual nos hace llegar estas imágenes de la perforación que hizo en en el zinc la misma, acompañada del proyectil. 

Gracias a Dios que no hubo nada humano que lamentar, y esta familia no está de luto por desaprensivos que no piensan en las consecuencias de esto. 

Se hace más que necesario, que la policía implemente patrullajes en los cascos urbanos para amedrentar aquellos que realizan los disparos mediante estos festejos de año nuevo, así podríamos aplacar un poco este mal. 

¡Comparte en tus redes sociales!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: