Por Denny Olivo

19 de  mayo 2018

Se avecina una campaña electoral en la República Dominicana, más promesas, más despilfarro de nuestro presupuesto y por último más engaño.
Somos un país dichoso, cada cuatro años vienen nuestros salvadores a prometernos cosas y sacar siempre un millón de la pobreza como siempre se dice. $500 por un voto para que hagan lo que le da la gana estos cuatro años, y así seguir teniendo a un pueblo al servicio de sus pies, ofreciendo siempre lo mismo en cada contienda electoral.

Por eso es que debemos despertar como nación, despertar como pueblo. Hacer lo que nunca hecho, estar siempre con la gente, primero el pueblo y después ellos. A paso de vencedores.
Pero para esto debemos de sembrar en cada ciudadano ideales netos de personas que sí quieren un mejor país, personas que les duela la situación en la que vive nuestra República Dominicana. Podemos decir que no será fácil pero no podemos decir que no lo conseguiremos, dar ejemplo de liderazgo, ser honesto en nuestras formas de manejarnos y nunca mentirle al pueblo es como se gana poder y se gana aliados. Estos aliados que son nada más que del pueblo.

Los partidos tradicionales nos han enseñado que sólo ellos pueden hacer las cosas, sólo ellos pueden llegar al poder y nadie más. Pero están equivocados, se deben a una masa silente que vota por ellos cada cuatro años, y esa misma nada tiene el poder de decidir no sólo en elecciones si no en cualquier circunstancia.

Empecemos desde ahora a votar por el país  y no por quienes siempre vienen a salvarnos cada cuatro años.

Deja un comentario