Santo Domingo.- El Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional condenó a 30 años de prisión a Amauris Cabrera, enviado a La Victoria, y Danilo Octavio a Najayo, implicados en la muerte de tres chóferes del transporte público. 
Fueron absueltos del caso el empresario del transporte Arsenio Quevedo, el exregidor Erickson de Los Santos Solís y  Cristino Batista Roa. El tribubnal detalló que los dejó en libertad porque el Ministerio Público no pudo demostrar sus acusaciones. 
El proceso judicial comenzó a finales del año 2015 con el arresto de los imputados a quienes se les atribuye haber participado o haber actuado en complicidad en el asesinato de Overnys Guerrero, Ángel Javier y Mateo Nieves de Jesús.

Deja un comentario